Ir al contenido principal

Vuelve el timo de la rotonda

Si no sabes en qué consiste y no quieres ser estafado te explicamos cómo es su mecánica

El modo de proceder en una rotonda siempre causa alguna que otra duda a los conductores y este es el principal motivo por el que los estafadores se agarran a este desconocimiento para actuar sobre sus víctimas.

El procedimiento del timo es bastante sencillo. Un coche comienza a dar vueltas a una rotonda por el carril externo, a la espera de que aparezca un conductor "víctima". Cuando observa que otro conductor indica que quiere salir de la rotonda con el intermitente derecho, acelera y provoca un accidente leve pero de suficiente envergadura como para que los ocupantes de este coche aseguren que sufren lesiones.

Con el reglamento en mano, la víctima de la estafa es la culpable del accidente. Para evitar que la Policía entre en escena, firma un parte amistoso con los estafadores, que llaman a la ambulancia y hacen parte de lesiones. Así consiguen reclamar una indemnización a las aseguradoras.

Esta estafa lleva practicándose desde el 2016, donde primero fue detectada en Granada y posteriormente en Vigo por la Guardia Civil de tráfico. Según publicó 'La Voz de Galicia' nueve familiares de Vigo fueron investigados por la policía, que sospechaba que podrían haber realizado gastos médicos valorados en 14.500 euros y recibido indemnizaciones por otros 78.000. La investigación se inició después de que varias aseguradoras comenzasen a sospechar de algunos accidentes, todos ellos producidos en el mismo lugar: la rotonda de la Avda. Castelao. En todos esos choques los daños materiales eran de escasa consideración, pero curiosamente siempre había personas lesionadas.

Fuente: Sur.es

Entradas populares de este blog

Brasileñas bailando en una fiesta en la playa

No os perdáis el baile que se marcan en la playa estas chicas brasileñas, Parece que el "MENEITO" es hipnótico.

Hoy es tu santo, Felicidades

Comparte este vídeo en el muro de algún amigo o envíalo por e-mail para felicitarlo en su santo