Ir al contenido principal

Ocho de los impuestos más extraños del mundo


  • Estonia aprobó un impuesto por las flatulencias de las vacas 
  • Estados Unidos es el país líder en impuestos 'ridículos
Las ideas de algunos gobiernos sobre los impuestos no dejan de indignar a los ciudadanos. Pero no solo eso, la sorpresa y el asombro que se llevan al descubrirlos es aún mayor. Desde los impuestos en frigoríficos hasta pagar más tributos por caramelos.

Algunos de los impuestos más extraños los encontramos en Estados Unidos, pero otros países como Austria o Israel, también vienen acompañados de polémica.
1. Las mascotas
En Carolina del Norte cobran un impuesto de nueve euros si quieres comprar una mascota castrada y esterilizada. Pero si ésta no está castrada la cifra aumenta en 70 euros.
2. Caramelos y roscas
Los dulces también están sujetos a un impuesto adicional excepto los que contienen harina. Además, si decides comerte en Nueva York una rosca en una cafetería también te van a cobrar unos euros de más.
3. Flatulencia de vacas
El Gobierno de Estonia aprobó un impuesto que no dejo indiferente a ningún agricultor: les obligaron a pagar por las flatulencias de sus vacas.
5. Pañales 
En 40 de los estados de Estados Unidos se cree que los pañales de los niños y las compresas son tan necesarios, que no dudan en imponer una tributación especial a estos productos de higiene personal.
6. Árboles de Navidad y adornos
En Texas la Navidad se celebra con un impuesto en los árboles y sus adornos.
7. Frigoríficos
Los frigoríficos, en Israel, aparecen en la lista de bienes de lujo, por ello comprarse una nevera es solo para privilegiados.
8. Tatuajes
En Arkansa, tintarse la piel es para pensarselo dos veces. Hay un impuesto sobre los tatuajes de aproximadamente 10 euros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

24 fotografías de culturistas hipertrofiados que se pasaron de la raya

Que la vida sedentaria y la mala alimentación es la gran epidemia de nuestro siglo es cierto, por ello siempre estamos dispuestos apoyar y aplaudir cualquier tipo de iniciativa que fomente la adopción de un estilo de vida saludable, como la que quieren aplicar en Francia para que todo el mundo use bicicletas. Sin embargo, todo por exceso puede resultar igual de perjudicial, y es que hay una delgada raya que separa a las personas deportistas de aquellas que tienen una obsesión por su cuerpo. El culturismo por ejemplo, es una disciplina controvertida en este sentido. El físicoculturismo o bodybuilding en ingles, es una actividad en la que través de ejercicios físicos intensos, los practicantes consiguen hipertrofiar el músculo para así hacerlo crecer. Al contrario de lo que podríamos pensar, en las competiciones no gana el culturista con los músculos más grandes, ya que lo que se valora no es el músculo en sí ni su volumen, sino la construcción de una musculatura fuerte y definida bu…