Ir al contenido principal

Pide una pizza y en la caja se encuentra 1.300 dólares

Un usuario de California pidió por teléfono una pizza y unas alitas de pollo, pero al abrir la caja encontró dos fajos de billetes que hacían un total de 1.300 dólares. El hombre devolvió a la empresa el dinero y fue recompensado por la empresa con un año de pizza gratis por su honestidad.


Mike Vegas, residente de Berkeley, en California, pidió una pizza de pepperoni y champiñones, pero cuando recibió el pedido lo guardó en la nevera y salió corriendo para su trabajo desde donde lo habían llamado por una urgencia.
Al regresar a su casa después de una larga jornada, el hombre abrió las dos cajas de cartón y encontró un apetitoso botín: dos fajos de billetes.
Se fue a dormir con el estómago vacío y al día siguiente lo despertó el repartidor preguntándole si tenía el efectivo. Le explicó que había metido el dinero en una caja para llevarlo al banco.
Mike Vegas le preguntó a sus amigos en Facebook qué hacer y todos les aconsejaron que se quedara con el dinero, pero su conciencia pudo más y se acercó al local y entregó los 1.300 dólares pensando, sobre todo, en el repartidor y las consecuencias de haber perdido el dinero.
La empresa, una conocida multinacional, lo recompensó con un año de pizza gratis. 
Fuente: telecinco.es

Entradas populares de este blog

Un turista capta a este ser con su cámara en china

Hallan un fármaco contra el cáncer y la metástasis de colon y mama

Investigadores granadinos han probado el medicamento en ratones y ahora buscan financiación para testarlo en seres humanos

Uno de los motivos principales por los que los pacientes oncológicos recaen en su enfermedad es por la presencia en el organismo de células madre cancerígenas (CMC), resistentes a los tratamientos con quimioterapia y radioterapia. Las CMC se encuentran en los tumores en muy bajo número y tienen como característica importante la formación de las metástasis en sitios diferentes al tumor original. Debido a que en condiciones normales se encuentran en estado durmiente (esto es, sin dividirse), la quimioterapia y la radioterapia no son capaces de destruir estas CMC. De hecho, tras una respuesta inicial al tratamiento, muchos pacientes con cáncer tienen recaídas debido a que las células madres tumorales no habían sido destruidas. En los últimos años, la investigación internacional se ha centrado en la búsqueda de nuevos fármacos que se dirijan selectivamente frente a est…