Ir al contenido principal

La modelo calva y sin dientes que ha triunfado en la Semana de la Moda de Nueva York

Melanie Gaydos es una modelo internacional que vive en Nueva York y que ha causado gran sensación haciéndose un hueco en el mundo de las pasarelas con su atípica imagen. "Nací con una mutación genética llamada displasia ectodérmica, que me afecta al pelo, los dientes, la piel y las uñas", contó a la BBC.
Este año ha participado en varios desfiles de la Semana de la Moda de Nueva York y en numerosas sesiones fotográficas, logrando gran interés en la prensa por su éxito con esta extraña condición genética que la diferencia del resto de las modelos.
Pero llegar hasta donde ha llegado no ha sido un camino de rosas . "Uno de mis recuerdos más tempranos es el de un extraño mirándome y haciendo preguntas a mi familia sobre mí", dijo en una entrevista para el documental Cuenta regresiva hacia la vida: así es nuestra extraordinaria creación.
"Yo no entendía por qué me miraban de aquella manera cuando era niña, pero después, cuando iba creciendo, tampoco entendía por qué la gente me trataba de una manera diferente. En la escuela los niños me tenían miedo. Si estaba yo, se iban. Realmente no tuve amigos ni de niña ni de adolescente".
La vida de Melanie quedó marcada por algo que pasó en el útero de su madre a las pocas
semanas de su gestación, hace 27 años. Durante el primer par de semanas, todas las células del embrión humano son iguales. Después, se empiezan a dividir en células especializadas, unas 400 diferentes, que con el tiempo dan lugar a las distintas partes de nuestro cuerpo. La mutación genética de Melanie Gaydos tuvo lugar cuando ese conjunto inicial de células iguales se empezó a dividir en células especializadas.
Normalmente esa maraña de células se divide en tres capas: las células de la capa interior darán lugar al hígado y a los intestinos, las del medio se transformarán en riñones, músculos, huesos y sangre, y las de la capa exterior del embrión, llamada ectodermo, lo harán en piel, pelo, dientes, glándulas sudoríparas y uñas.
Para Melanie, esta capa exterior no se desarrolló como debería. "Casi no me crece el pelo", explicó. "De pequeña me apodabanPiolín, porque no tenía pelo pero me salían tres en lo alto de la cabeza". "No pensaba que iba a tener futuro alguno, realmente pensaba que me iba a suceder algo muy malo".
Si queréis visitar su istagram, aquí os dejo el enlace: https://instagram.com/melaniegaydos/
Fuente: larazon.es

Entradas populares de este blog

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

24 fotografías de culturistas hipertrofiados que se pasaron de la raya

Que la vida sedentaria y la mala alimentación es la gran epidemia de nuestro siglo es cierto, por ello siempre estamos dispuestos apoyar y aplaudir cualquier tipo de iniciativa que fomente la adopción de un estilo de vida saludable, como la que quieren aplicar en Francia para que todo el mundo use bicicletas. Sin embargo, todo por exceso puede resultar igual de perjudicial, y es que hay una delgada raya que separa a las personas deportistas de aquellas que tienen una obsesión por su cuerpo. El culturismo por ejemplo, es una disciplina controvertida en este sentido. El físicoculturismo o bodybuilding en ingles, es una actividad en la que través de ejercicios físicos intensos, los practicantes consiguen hipertrofiar el músculo para así hacerlo crecer. Al contrario de lo que podríamos pensar, en las competiciones no gana el culturista con los músculos más grandes, ya que lo que se valora no es el músculo en sí ni su volumen, sino la construcción de una musculatura fuerte y definida bu…