Ir al contenido principal

Gran clavada: la cuenta desorbitada de un chiringuito de Formentera revoluciona las redes

Un cliente del chiringuito 'Juan y Andrea', en Ses Illetes (Formentera), ha denunciado en las redes sociales la desorbitada cuenta que el citado restaurante le puso sobre la mesa al acabar de comer. Una cuenta que corre como la pólvora por Internet, dejando por los suelos la reputación de este conocido restaurante.
Al parecer, el chiringuito se ha convertido en un sitio de moda después de que a él acudieran, según cuentan los dueños, Robert de Niro y Leonardo di Caprio, entre otros. El caché de este restaurante playero subió desde ese momento de tal forma que han llegado a cobrar 7 euros por una caña, como indica la cuenta de la foto.
Ignacio Villalgordo acudió al restaurante ‘Juan y Andrea’ para probar las exquisiteces del chef, pero salió algo escarmentado cuando la cuenta llegó a sus manos. Pescado a compartir, una ensalada, una botella de vino, pan, agua, una caña, un tinto de verano y un helado. Todo esto le salió por un ojo de la cara, concretamente 337 euros.
Un sablazo en toda regla, que se ha viralizado en las redes sociales y que ha generado polémica entre los que apoyan al denunciante y los que afirman que si los precios están en la carta, la culpa es del que pide sin mirarla. Este último argumento es el que dan los dueños del local. "Algunos quieren comer de lujo y pagar diez euros (...) Antes avisábamos de los precios pero hubo ciertos clientes que se sentían ofendidos", dicen indignados ante tal repercusión.

Guente: likemag.com

Entradas populares de este blog

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

24 fotografías de culturistas hipertrofiados que se pasaron de la raya

Que la vida sedentaria y la mala alimentación es la gran epidemia de nuestro siglo es cierto, por ello siempre estamos dispuestos apoyar y aplaudir cualquier tipo de iniciativa que fomente la adopción de un estilo de vida saludable, como la que quieren aplicar en Francia para que todo el mundo use bicicletas. Sin embargo, todo por exceso puede resultar igual de perjudicial, y es que hay una delgada raya que separa a las personas deportistas de aquellas que tienen una obsesión por su cuerpo. El culturismo por ejemplo, es una disciplina controvertida en este sentido. El físicoculturismo o bodybuilding en ingles, es una actividad en la que través de ejercicios físicos intensos, los practicantes consiguen hipertrofiar el músculo para así hacerlo crecer. Al contrario de lo que podríamos pensar, en las competiciones no gana el culturista con los músculos más grandes, ya que lo que se valora no es el músculo en sí ni su volumen, sino la construcción de una musculatura fuerte y definida bu…