Ir al contenido principal

Gran clavada: la cuenta desorbitada de un chiringuito de Formentera revoluciona las redes

Un cliente del chiringuito 'Juan y Andrea', en Ses Illetes (Formentera), ha denunciado en las redes sociales la desorbitada cuenta que el citado restaurante le puso sobre la mesa al acabar de comer. Una cuenta que corre como la pólvora por Internet, dejando por los suelos la reputación de este conocido restaurante.
Al parecer, el chiringuito se ha convertido en un sitio de moda después de que a él acudieran, según cuentan los dueños, Robert de Niro y Leonardo di Caprio, entre otros. El caché de este restaurante playero subió desde ese momento de tal forma que han llegado a cobrar 7 euros por una caña, como indica la cuenta de la foto.
Ignacio Villalgordo acudió al restaurante ‘Juan y Andrea’ para probar las exquisiteces del chef, pero salió algo escarmentado cuando la cuenta llegó a sus manos. Pescado a compartir, una ensalada, una botella de vino, pan, agua, una caña, un tinto de verano y un helado. Todo esto le salió por un ojo de la cara, concretamente 337 euros.
Un sablazo en toda regla, que se ha viralizado en las redes sociales y que ha generado polémica entre los que apoyan al denunciante y los que afirman que si los precios están en la carta, la culpa es del que pide sin mirarla. Este último argumento es el que dan los dueños del local. "Algunos quieren comer de lujo y pagar diez euros (...) Antes avisábamos de los precios pero hubo ciertos clientes que se sentían ofendidos", dicen indignados ante tal repercusión.

Guente: likemag.com

Entradas populares de este blog

Este es el conductor novato que mató al anciano diabético porque le levantó el bastón

Ramón Lorenzo tenía 81 años y volvía a casa de la farmacia para cuidar a su mujer con alzheimer. Un hombre frenó en seco y casi le atropella en el paso de peatones. Al increparle, este se bajó del vehículo, le pegó un puñetazo y se dio a la fuga. Nadie pudo hacer nada por Ramón, un hombre querido en el barrio.


Fueron tres minutos. Apenas tres minutos. Acababa de salir de aquí, y al poco entró una señora gritando, diciendo que necesitaba un abanico, que había un hombre que se acababa de desmayar y que estaba tirado en el suelo de la calle”. Se lo dice a EL ESPAÑOL el dependiente de una céntrica farmacia de Torrejón de Ardoz, a pocos metros del lugar en el que ocurrió todo, en el número 18 de la Avenida de los Fresnos, una de las zonas residenciales de la localidad, veinte minutos a pie de la estación de Cercanías.

Lo que el empleado de la farmacia no podía imaginar era que, al salir por la puerta,se iba a encontrar el cuerpo inerte del hombre que hacía pocos instantes acababa de salud…

Un tatuador ucraniano que hace los tatuajes más realistas del mundo

Se llama Dmitriy Samohin, es ucraniano y hace los tatuajes más realistas del mundo. Aquí una muestra de algunos de sus trabajos…