Ir al contenido principal

Deja morir a su bebé mientras ella mantenía relaciones sexuales y bebía whisky

  • La madre dejó desatendida durante toda una noche a su hija enferma | La encontró a la mañana siguiente ya sin vida





Chanelle, una niña de solo tres meses, falleció tras una larga agonía al estar durante toda una noche desarropada, con frío y enferma en la planta inferior a la que se encontraba su madre manteniendo relaciones sexuales en evidente estado de embriaguez.
Yvonne Adkins -así se llama la madre- se enfrenta ahora a la justicia, que tendrá que ser la que determine si el papel que jugó la madre fue determinante en el fatal desenlace.
Según publica 'Daily Mail', la niña fue encontrada muerta por los forenses estando desarropada y con solo un chándal como vestimenta. Había mostrado síntomas de enfermedad al padecer vómitos durante todo el día aunque estos no fueran suficientes para que la madre le prestara una atención que podría haberle salvado la vida.
Adkins aseguró en un principio que estuvo acompañando a la niña en todo momento, pero posteriormente se derrumbó y reconoció haber estado en la planta superior de la vivienda manteniendo relaciones sexuales y consumiendo bebidas alcohólicas hasta altas horas de la madrugada.
La madre encontró a la niña a la mañana siguiente ya sin respiración y sin que se pudiera hacer nada por su vida. La autopsia determina que la bebé sufrió una "muerte repentina e inesperada", por lo que será la justicia la que tenga que valorar si la omisión de la madre fue o no determinante en el desenlace.

Fuente: ideal.es

Entradas populares de este blog

Un turista capta a este ser con su cámara en china

Hallan un fármaco contra el cáncer y la metástasis de colon y mama

Investigadores granadinos han probado el medicamento en ratones y ahora buscan financiación para testarlo en seres humanos

Uno de los motivos principales por los que los pacientes oncológicos recaen en su enfermedad es por la presencia en el organismo de células madre cancerígenas (CMC), resistentes a los tratamientos con quimioterapia y radioterapia. Las CMC se encuentran en los tumores en muy bajo número y tienen como característica importante la formación de las metástasis en sitios diferentes al tumor original. Debido a que en condiciones normales se encuentran en estado durmiente (esto es, sin dividirse), la quimioterapia y la radioterapia no son capaces de destruir estas CMC. De hecho, tras una respuesta inicial al tratamiento, muchos pacientes con cáncer tienen recaídas debido a que las células madres tumorales no habían sido destruidas. En los últimos años, la investigación internacional se ha centrado en la búsqueda de nuevos fármacos que se dirijan selectivamente frente a est…