Ir al contenido principal

No podía acceder a la cirugía facial que cambiaría su vida, hasta que un soldado le tendió una mano

¡El le dio la opción de tener una vida mejor!  Wayne Ingram es un ex soldado inglés. 
Cuando estaba de servicio en Bosnia conoció a un pequeño niño llamado Stefan Savic que había nacido con una rara malformación que requería de una complicada cirugía facial.
La familia del niño no podía acceder a esto. A pesar de su condición, Stefan era un niño feliz y cariñoso como cualquier niño de su edad. Ingram decidió ayudar al niño y ahora, 10 años después, se vuelven a encontrar:


Me parece un gran gesto de parte del soldado ya que a pesar de estar en un país extranjero decidió hacer todo lo posible por ayudar a un pequeño niño que apenas conocía. Además, le está entregando la opción de tener una mejor calidad de vida a un niño que lo necesitaba. ¡Bien por él!


Fuente: upsocl.com

Entradas populares de este blog

Hoy es tu santo, Felicidades

Comparte este vídeo en el muro de algún amigo o envíalo por e-mail para felicitarlo en su santo

Brasileñas bailando en una fiesta en la playa

No os perdáis el baile que se marcan en la playa estas chicas brasileñas, Parece que el "MENEITO" es hipnótico.