Ir al contenido principal

Un juez anula la sanción impuesta a un motorista por usar bluetooth en el casco

Un Juzgado de Zaragoza ha anulado la sanción impuesta a un motorista por usar un casco dotado de un dispositivo ‘bluetooth’ que permite hablar por teléfono y escuchar la radio. La multa que le pusieron fue de 150 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir ya que según los agentes que le pararon conducía “usando cascos o auriculares conectados a un receptor o reproductor de sonido incorporado a un dispositivo Bluetooth acoplado al casco”.

La asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA) nos lo explica:

Lo que dice la ley

El artículo 18.2 del Reglamento General de  Conductores prohíbe “conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido”, excepto durante la enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducir de motocicletas de dos ruedas.
Además, se prohíbe “la utilización durante la conducción de dispositivos  de  telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación”, excepto cuando el desarrollo de ésta tenga lugar sin emplear  las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares.
En relación a estas prohibiciones, la sentencia indica que la cuestión  está en examinar si estamos ante un auricular o ante un altavoz”.

¿En qué se diferencia un auricular de un altavoz?

Según el juez, la diferencia entre un altavoz y un auricular no es la forma o el tamaño, sino el modo de utilización, ya que “el auricular está en contacto con la parte inferior de la oreja, tapando el oído, lo que supone impedir o dificultar enormemente la recepción de otros ruidos, tapados por el auricular y normalmente superados por el sonido que sale del mismo, además de producir o favorecer un cierto ensimismamiento en el conductor”.
En el caso del motorista de Zaragoza, el juez indica que “nos encontraríamos más bien ante unaltavoz, que no se pega al oído y que, en principio, puede tener un efecto delimitador de la percepción   de   ruidos   externos, que se suma al que ya de por sí produce el casco, pero el mismo es en realidad similar al de un altavoz dentro de un coche, el cual no está prohibido”.
El magistrado añade además que “posiblemente nos encontramos ante un supuesto que la normativa habría querido prohibir, pero que no encaja exactamente   en  la prohibición, o al menos suscita grandes dudas, por ello y en espera de una posible clarificación normativa, se debe aplicar el principio “in dubio pro reo”, por lo que estima el recurso del motorista.
La conclusión de esta sentencia es que según la ley actual no te pueden multar por usar un casco con tecnología ‘bluetooth’.

Entradas populares de este blog

Pablo Iglesias canta borracho La Internacional junto a simpatizantes de ETA

Pablo Iglesias cantó en visible estado de embriaguez "La Internacional"  en un local nocturno, junto a varios amigos suyos, entre los que se divisa  al condenado por enaltecimiento de terrorismo Pablo Hasel o a Íñigo Errejón,
otro de los líderes de Podemos. No destaca Pablo Iglesias por su entonación. Bien podría recibir clases de Bibiana  Aído o Leire Pajín, cuando, puño en alto, cantaban ese mismo himno en Rodiezmo. El repertorio musical de Pablo Iglesias ha 'evolucionado' con los años.  De La Internacional ha pasado 'L'estaca', de Lluis Llach, que cantó  junto con sus correligionarios para clausurar la asamblea de Podemos  del pasado fin de semana.


Fuente: gaceta.es

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

Un concesionario vende coches de hace 30 años pero con Km 0

El dueño de una concesionaria de Dinamarca tuvo que cerrar 30 años atrás, y dentro quedaron guardados alrededor de 200 hermosos vehículos, hoy clásicos. A los 92 años Jens Sorensen, dueño de la empresa, falleció, y su hijo descubrió este increíble tesoro olvidado. Viví esta historia en detalle en la que apreciamos y compartimos imágenes que corroboran esta historia única.


Si más de una vez perdiste el sueño tratando de conseguir algún usado con una punta de años encima pero en excelente estado, si alguna vez te desviviste por ese coche de colección en impecable estado de conservación que nunca te quiso vender tu vecino, entonces ahora está de parabienes... Todo muy lindo pero hay un pequeño detalle: para lograr tu cometido deberías vivir en Dinamarca o cerca. La historia es de lo más emotiva y pintoresca, además de extraña y prácticamente increíble. Resulta que la concesionaria Jens Sorensen (que tiene en su marquesina los logos de Fiat e Iveco) supo pasar por algunos inconvenientes e…