Ir al contenido principal

Muere un hombre aplastado por la lápida de su suegra


Un hombre de 74 años, de Pensilvania, murió después de que le cayera encima la lápida de su suegra, mientras este le hacía algunos arreglitos. El accidente ocurrió cuando Stephen Woytack fue aplastado por la pesada piedra de más de 100 kilogramos, en el cementerio de Pensilvania.

Stephen Woytack y su esposa acudieron al cementerio de Saint Joseph, en Throop, como cada año para decorar por Pascua, el sepulcro de su suegra y de otros parientes, según publicó The Washington Post.
Stephen y Lucy Woytack estaban colocando un adorno religioso en la piedra cuando esta se desprendió y cayó sobre el hombre. "Todo sucedió muy rápido", dijo la señora Woytack a los medios.

Durante años, el encargado del cementerio Ed Kubilus vio las Woytacks visitar la tumba, y los conocía bien. 
La mujer le pidió ayuda, pero fue inútil, porque pesaba demasiado.

El hombre trató de levantar el bloque de granito que pesa más de 130 kilogramos, pero no pudo. La policía llegó unos minutos más tarde, pero para entonces ya era demasiado tarde, dijo.

El clima tan cálido "hizo inestable el terreno y la base del monumento", explicó Tim Rowland, forense del condado donde ocurrió el incidente.

Entradas populares de este blog

Un turista capta a este ser con su cámara en china

Hallan un fármaco contra el cáncer y la metástasis de colon y mama

Investigadores granadinos han probado el medicamento en ratones y ahora buscan financiación para testarlo en seres humanos

Uno de los motivos principales por los que los pacientes oncológicos recaen en su enfermedad es por la presencia en el organismo de células madre cancerígenas (CMC), resistentes a los tratamientos con quimioterapia y radioterapia. Las CMC se encuentran en los tumores en muy bajo número y tienen como característica importante la formación de las metástasis en sitios diferentes al tumor original. Debido a que en condiciones normales se encuentran en estado durmiente (esto es, sin dividirse), la quimioterapia y la radioterapia no son capaces de destruir estas CMC. De hecho, tras una respuesta inicial al tratamiento, muchos pacientes con cáncer tienen recaídas debido a que las células madres tumorales no habían sido destruidas. En los últimos años, la investigación internacional se ha centrado en la búsqueda de nuevos fármacos que se dirijan selectivamente frente a est…