Ir al contenido principal

10 trucos que usan los supermercados para engañarte


Los supermercados e hipermercados seguramente sean los espacios más estudiados por el marketing. Cada metro cuadrado, cada color, cada olor, todo está diseñado para que consumamos más. Veamos que 10 técnicas del merchandising usan para que llenemos el carrito.
1.- Los carritos de la compra
Si entras para comprar dos o tres artículos, pero la única opción de transportarlos es la de un enorme carrito en lugar de una cesta, es fácil que al final caiga algo más de lo previsto. Además, los expertos apuntan a que, en general, todos se desvían ligeramente hacia la izquierda. Esto obliga a sujetarlos con la mano izquierda, quedando libre la derecha para alcanzar cómodamente los productos.

2.- Olfato
La mayor parte de los supermercados colocan las secciones de panadería y floristería a la entrada del establecimiento para que el consumidor encuentre estos productos cuando su carrito está todavía vacío y su estado de ánimo está en buena forma, además de abrir el apetito con el olfato

3.- Los artículos básicos están lejos
Si un supermercado te obliga a caminar hasta el fondo para que cojas aquello que necesitas, en el camino seguramente cogerás algo más.

4.- Las marcas más caras de un producto están a la altura de los ojos
Los productos que pasan del nivel de los pies al nivel de los ojos aumentan en un 80 % su venta, de ahí que los comercios elijan ese lugar para los artículos que mayores beneficios les reportan. Además, los productos destinados al público infantil, como los cereales, están colocados a la altura de los ojos de los más pequeños.

5.- Controlan el movimiento con el hilo musical
La estancia media es de 55 minutos. A partir de aquí, las grandes superficies utilizan la música para controlar el tráfico humano del establecimiento; en los momentos de gran afluencia, lo ideal es una música con mucho ritmo que favorezca las compras rápidas; si en cambio el local está semi-vacío, las canciones que suenan son más tranquilas y lentas.

6.- Precios psicológicos 
Los precios nunca son redondos para parecer más económicos y a su vez dificultar las comparaciones. Además, casi siempre terminan en 5,7 o 9, los números que atraen más al comprador.

7.- Cuantas más paradas, más compra
Las grandes superficies están diseñadas para que tengamos que parar constantemente. El razonamiento que justifica estas interrupciones es que cada vez que interrumpimos la marcha fijamos la vista en algún producto y es más fácil que acabe en el carro.

8.- Productos desordenados 
Las empresas del sector han copiado las técnicas de las tiendas de oportunidades: cuando vemos muchos artículos desordenados y apilados tendemos a pensar de manera inconsciente que son más baratos, aunque la realidad sea que muy probablemente no hayan bajado de precio.

9.- La tentación en la caja
La parte más rentable de un supermercado es la línea de cajas. Después de hacer cola durante varios minutos para pagar sus compras, es muy probable que el consumidor caiga en la tentación de comprar las golosinas expuestas junto a la línea de cajas.

10.- La luz
Es uno de los factores más importantes, según los expertos. Habitualmente se juega con ella en las secciones de alimentos perecederos para aumentar la sensación de frescura. La técnica es muy sencilla: utilizan luces fluorescentes.

10+1.- BONUS: Descuentos poco accesibles
Los programas de fidelización y ofertas de los supermercados (3×2, por ejemplo) están siempre diseñados con el objetivo de que consumas más de lo que necesitas. Desde TVEstudio.es te recomendamos que aproveches los descuentos directos, como los que te ofrece Truekit, con un 7-10% de descuento en Carrefour, elCorteIngles, Alcampo y muchos otros.


Fuente: mujer.ahorro.net

Entradas populares de este blog

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

24 fotografías de culturistas hipertrofiados que se pasaron de la raya

Que la vida sedentaria y la mala alimentación es la gran epidemia de nuestro siglo es cierto, por ello siempre estamos dispuestos apoyar y aplaudir cualquier tipo de iniciativa que fomente la adopción de un estilo de vida saludable, como la que quieren aplicar en Francia para que todo el mundo use bicicletas. Sin embargo, todo por exceso puede resultar igual de perjudicial, y es que hay una delgada raya que separa a las personas deportistas de aquellas que tienen una obsesión por su cuerpo. El culturismo por ejemplo, es una disciplina controvertida en este sentido. El físicoculturismo o bodybuilding en ingles, es una actividad en la que través de ejercicios físicos intensos, los practicantes consiguen hipertrofiar el músculo para así hacerlo crecer. Al contrario de lo que podríamos pensar, en las competiciones no gana el culturista con los músculos más grandes, ya que lo que se valora no es el músculo en sí ni su volumen, sino la construcción de una musculatura fuerte y definida bu…