Ir al contenido principal

Una mujer corta el pene de su marido dos veces tras una infidelidad

Primero le cortó el pene mientras el hombre dormía Los médicos lograron reimplantarle el pene y la mujer despechada se lo volvió a cortar


La mujer de Fan Lung no pudo perdonar la infidelidad de su marido y le castigó cortándole el pene por dos ocasiones. Primero en su casa, mientras el hombre dormía, después en el hospital, donde los médicos habían logrado reimplantárselo. La mujer ha sido detenida por lesiones graves.


Según informa el diario Daily Telegraph, Feng, de 21 años, entró en cólera cuando descubrió un email que su marido había enviado a otra mujer. Al comprobar la infidelidad de su pareja se volvió loca por el enfado, cogió unas tijeras y le cortó el pene a Fan Lung mientras dormía.

Lung fue trasladado de urgencia al hospital donde los médicos lograron implantarle de nuevo el pene.
Pero la mujer estaba dispuesta a consumar su venganza y se coló en la habitación del hospital para cortarle de nuevo el pene a su marido. Lung, conmocionado, persiguió a su esposa hasta la calle mientras la agredía y la sangre caía por sus piernas.
"El personal salió corriendo a ver qué pasaba y encontró al paciente con la sangre corriendo por sus piernas golpeando a la mujer", explica al citado diario un portavoz del hospital.
En esta segunda ocasión los desesperados esfuerzos por encontrar el miembro amputado fueron en vano.
Fuente: telecinco.es

Entradas populares de este blog

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

24 fotografías de culturistas hipertrofiados que se pasaron de la raya

Que la vida sedentaria y la mala alimentación es la gran epidemia de nuestro siglo es cierto, por ello siempre estamos dispuestos apoyar y aplaudir cualquier tipo de iniciativa que fomente la adopción de un estilo de vida saludable, como la que quieren aplicar en Francia para que todo el mundo use bicicletas. Sin embargo, todo por exceso puede resultar igual de perjudicial, y es que hay una delgada raya que separa a las personas deportistas de aquellas que tienen una obsesión por su cuerpo. El culturismo por ejemplo, es una disciplina controvertida en este sentido. El físicoculturismo o bodybuilding en ingles, es una actividad en la que través de ejercicios físicos intensos, los practicantes consiguen hipertrofiar el músculo para así hacerlo crecer. Al contrario de lo que podríamos pensar, en las competiciones no gana el culturista con los músculos más grandes, ya que lo que se valora no es el músculo en sí ni su volumen, sino la construcción de una musculatura fuerte y definida bu…