Ir al contenido principal

Tráfico aprieta las tuercas: los radares pasarán factura a menos velocidad que hasta ahora





  • La DGT afina los márgenes de error de estos aparatos para cazar a los conductores que superen la velocidad máxima permitida


  • Adiós a los trucos para no respetar el límite de velocidad que establece la Dirección General de Tráfico (DGT) para cada carretera. Este organismo ha decidido declararle la guerra a los infractores y hacer uso de la mano dura para reconducirlos por el bueno camino. La entidad, dependiente del Ministerio del Interior, ha probado una nueva medida para reducir la siniestralidad en las carreteras: afinar los márgenes de error de sus radares fijos y móviles.
    Esto quiere decir que los cálculos que hasta ahora hacían algunos conductores cuando pasaban un radar a una velocidad superior a la marcada como máxima ya no les servirán para librarse de la multa. Hasta ahora estaba extendida la creencia de que, cuando se circulaba por vías con un límite de 120, si el automovilista pasaba junto al radar a 130 no tendría que abonar la sanción, pese a que el aparato inmortalizara el momento para siempre. A la velocidad a la que le cazaban había que restarle el famoso margen de error del aparato (un 10%) y, por tanto, o no te llegaba la carta, o si lo hacía, podías solicitar que te lo aplicaran.
    No era ninguna maniobra rara. La Ley habilitaba la posibilidad de hacer esta reclamación y era muy habitual que los tribunales fallaran a favor del demandante. Una de estas últimas sentencias se produjo en diciembre de 2013. Entonces, una conductora de Lugo consiguió que le redujeran la sanción por exceder el límite de velocidad gracias a ella. Su infracción se registró diez meses antes, en el kilómetro 695 de la carretera nacional 634, a su paso por la localidad coruñesa de O Marquiño.
    En un principio, le habían impuesto una sanción de 300 euros y dos puntos porque fue 'cazada'a 71 km/h en un tramo de 50. El juez del caso falló que debía aplicarse el margen de error tal y como recomendaba una orden de la Unión Europea enviada en 2010. Así, la velocidad a la que circulaba la conductora estaría en torno a los 66km/h, lo que se traducía en solo un correctivo económico y de 100 euros. Aunque ojo, esto no quiere decir que sea legal ni que se deba superar el máximo establecido para carretera. Ir un kilómetro por hora más rápido ya es infringirlo, tal y como defiende la DGT.
  • Tratamiento escrupuloso
    Desde este verano, ese 'milagroso' 10% al que se agarraban algunos conductores se ha quedado obsoleto, tal y como señala el Real Automóvil Club Vasco-Navarro (RACVN). La Dirección General de Tráfico ha decidido hacer frente a la siniestralidad por el camino que más duele a los ciudadanos ahora mismo: tocar el bolsillo. De momento no va a cambiar el importe de las sanciones, pero sí va a ser muy escrupuloso con la aplicación de los márgenes máximos de error de los radares, que en realidad se estipularon en 2006.
    En velocidades por debajo de los 100 km/h, dicho error está fijado en 4 km/h para los fijos y 7 para los móviles. Y por encima de los 100, en el 4 y el 7% respectivamente. Aunque siempre hay que tener en cuenta el margen de homologación de cada aparato. Lo que sí certifica el RACVN es que no hay constancia de que ninguno de ellos haya sido homologado con error 0, todos tienen algún porcentaje por pequeño que sea, según el Centro Español de Metrología, que se encarga de estas labores.
    Menos vehículos controlados y más sanciones
    La última campaña especial de velocidad se llevó a cabo en la tercera semana de agosto y la DGT ya ha publicado los datos de la misma. Entonces, se vigilaron cerca de 791.478 vehículos, de los que 40.477 fueron denunciados por no cumplir los límites de velocidad establecidos. El porcentaje de sanciones fue, por tanto, de un 5,1%, un punto y medio por encima de la operación de 2013. Aquella semana, se controlaron 160.000 vehículos más, pero hubo 6.000 infracciones menos.
  • Fuente: elcorreo.com

Entradas populares de este blog

Este verano en moto pantalón corto y chanclas, falta grave!! 200€ de multa y resta 3 puntos

Conducir sin utilizar el cinturón de seguridad, el casco y demás elementos de protección o dispositivos de seguridad, en los casos y condiciones que se determinen reglamentariamente, se castiga con 200 euros de multa y la retirada de tres puntos de la licencia de conducir.

Con la llegada del verano vemos a muchos motoristas, que utilizan para desplazarse en moto, ropa poco adecuada para conducir como la ropa de baño, con chanclas, pantalón corto y camiseta de tirantes. Esto va ha terminar por que la guardia Civil va ha comenzar a aplicar el reglamento acogiéndose al artículo artículo 17 del Reglamento General de Circulación (Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre).

Es de lógica que a un agente de tráfico no le resultará difícil determinar el tipo de calzado y vestimenta adecuada que llevamos al conducir nuestra moto, y si nos sorprenden conduciendo con chanclas y ropa de baño o pantalón corto, será difícil que nos escapemos. La justificación, aparte de basarse en la lógica, también …

Pablo Iglesias canta borracho La Internacional junto a simpatizantes de ETA

Pablo Iglesias cantó en visible estado de embriaguez "La Internacional"  en un local nocturno, junto a varios amigos suyos, entre los que se divisa  al condenado por enaltecimiento de terrorismo Pablo Hasel o a Íñigo Errejón,
otro de los líderes de Podemos. No destaca Pablo Iglesias por su entonación. Bien podría recibir clases de Bibiana  Aído o Leire Pajín, cuando, puño en alto, cantaban ese mismo himno en Rodiezmo. El repertorio musical de Pablo Iglesias ha 'evolucionado' con los años.  De La Internacional ha pasado 'L'estaca', de Lluis Llach, que cantó  junto con sus correligionarios para clausurar la asamblea de Podemos  del pasado fin de semana.


Fuente: gaceta.es