Ir al contenido principal

Inmigrantes cobran a niños españoles por utilizar canchas deportivas municipales



Un euro para poder jugar al fútbol en la cancha deportiva de un parque público de La Tenderina, Oviedo. Los vecinos del barrio denuncian que un grupo de inmigrantes cobra a los niños españoles para poder usar la instalación, situada entre el Palacio de los Deportes y La Tenderina.
Miguel Membiela, portavoz de la asociación de vecinos de La Tenderina, llegó hace unos días a las manos con uno de los inmigrantes que, asegura, ocupan la pista durante todo el día. «Le recriminé que pidiesen dinero a los niños y entonces me golpeó, me empujó y me arrojó contra un seto», relata. Una patrulla de la Policía Nacional, a la que llamaron dos vecinas, medió en el conflicto, que se saldó sin denuncia. «Pero cualquier día las cosas pueden ir a más», alerta Membiela.
El portavoz vecinal asegura haber visto en multitud de ocasiones la siguiente operación: «Los niños del barrio están jugando al fútbol en la pista y entonces llegan los inmigrantes y les dicen que si no les pagan un euro no pueden seguir jugando, con lo cual los críos se tienen que ir».
El portavoz vecinal tiene miedo de que cualquier día el altercado que él tuvo con un chico de color vaya a más y se convierta en una reyerta entre vecinos del barrio e inmigrantes, «porque la gente está muy cabreada con la actitud de esos chicos».
Fuente: minutodigital.com

Entradas populares de este blog

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

24 fotografías de culturistas hipertrofiados que se pasaron de la raya

Que la vida sedentaria y la mala alimentación es la gran epidemia de nuestro siglo es cierto, por ello siempre estamos dispuestos apoyar y aplaudir cualquier tipo de iniciativa que fomente la adopción de un estilo de vida saludable, como la que quieren aplicar en Francia para que todo el mundo use bicicletas. Sin embargo, todo por exceso puede resultar igual de perjudicial, y es que hay una delgada raya que separa a las personas deportistas de aquellas que tienen una obsesión por su cuerpo. El culturismo por ejemplo, es una disciplina controvertida en este sentido. El físicoculturismo o bodybuilding en ingles, es una actividad en la que través de ejercicios físicos intensos, los practicantes consiguen hipertrofiar el músculo para así hacerlo crecer. Al contrario de lo que podríamos pensar, en las competiciones no gana el culturista con los músculos más grandes, ya que lo que se valora no es el músculo en sí ni su volumen, sino la construcción de una musculatura fuerte y definida bu…