Ir al contenido principal

Pastel de cerebro de mono - Si el de Indy


Una de las escenas más memorables de Indiana Jones y El Templo Maldito es la cena con cerebro de mono en el menú. Hay muchas más, claro, y enumerarlas supondría hacer un resumen de la película entera. Eso me llevaría a verla. Y ya puestos, vería toda la saga. Sería feliz, sí, pero habría faltado al trabajo, a toda relación social con mi entorno, a la posibilidad de emocionarme con algo nuevo y... euh... sí, sería completamente feliz sacrificando todo eso por Indy.
Volvamos al pastel: la elaboración es compleja. Lleva tres días hacerlo y la lista de ingredientes y directrices da más miedo que el propio mono (podéis ver las instrucciones aquí). Pero salta a la vista que el resultado merece la pena. Yo me abstengo de intentarlo porque estoy seguro de que me saldría una tortilla francesa. No importa las veces que intente hacer algo en la cocina, el resultado es siempre una tortilla francesa. Pensándolo bien, a lo mejor si intento hacer una tortilla francesa me sale un pastel de cerebro de mono. Sí, seguro.

Fuente: nopuedocreer.com

Entradas populares de este blog

Ventila tu ropa en días calurosos mientras conduces tu moto

¿Cómo evitar el calor cuando vamos en moto? Conducir en altas temperaturas con el equipo de seguridad apropiado puede resultar incómodo en muchas ocasiones. Un sencillo artilugiocreado recientemente por unos ingenieros ingleses puede hacer que nuestros desplazamientos sean más cómodos a partir de ahora. El invento se llama Ventz y está diseñado para insertarse en el interior de la chaqueta, sujeto en la solapa, de modo que es capaz de recoger el aire exterior y hacer que fluya hacia el interior y distribuyéndolo por toda la chaqueta. Según sus creadores con este aparato se reduce tu temperatura un 25%. Además puedes elegir entre varios colores y cuesta 19,99 libras (unos 24€ al cambio). ¿Qué os parece esta idea? ¿La véis útil?

Vídeo explicativo de como funciona

Pablo Iglesias canta borracho La Internacional junto a simpatizantes de ETA

Pablo Iglesias cantó en visible estado de embriaguez "La Internacional"  en un local nocturno, junto a varios amigos suyos, entre los que se divisa  al condenado por enaltecimiento de terrorismo Pablo Hasel o a Íñigo Errejón,
otro de los líderes de Podemos. No destaca Pablo Iglesias por su entonación. Bien podría recibir clases de Bibiana  Aído o Leire Pajín, cuando, puño en alto, cantaban ese mismo himno en Rodiezmo. El repertorio musical de Pablo Iglesias ha 'evolucionado' con los años.  De La Internacional ha pasado 'L'estaca', de Lluis Llach, que cantó  junto con sus correligionarios para clausurar la asamblea de Podemos  del pasado fin de semana.


Fuente: gaceta.es