Ir al contenido principal

Tardán más de cinco horas en hacerle una foto para el pasaporte


Al pequeño Lucas le costó cinco horas dar con la pose correcta para hacerse la foto del pasaporte. Ni el fotografo ni sus padres lograban que el bebé mirase directamente a cámara.


Nada menos que cinco horas tardaron los padres de este pequeño en tomarle una fotografía que fuese válida para el pasaporte. Emma Mitchell y Graeme Thursby tuvieron que enfrentarse a los llantos del pequeñoLucas, además de a sus extraños y divertidos gestos, suponemos que fruto del cansancio.
  Esta pareja británica necesitaba la foto para poder viajar con el bebé en avión hasta la Costa del Sol española, tal y como cuenta el Daily Mail.Contrataron a un fotógrafo para poder hacerle el pasaporte a su hijo y este les aseguró que la sesión no duraría más de quince minutos. 
Ese supuesto cuarto de hora terminó convirtiéndose en cinco interminables horas. Ni el fotógrafo ni el bebé aguantaban más, pero en todo ese tiempo no eran capaces capturar una imagen correcta. El problema es que según las normas gubernamentales hay que aparecer mirando directamente a la cámara, es preferible estar serio y con ambas orejas visibles.Además, es importante que nadie más aparezca en la foto, por lo que sus padres no podían sujetarle bien para que se mantuviese en la postura correcta

Entradas populares de este blog

Hoy es tu santo, Felicidades

Comparte este vídeo en el muro de algún amigo o envíalo por e-mail para felicitarlo en su santo

Un turista capta a este ser con su cámara en china