lunes, 17 de marzo de 2014

El artista y fotógrafo Michael Paul Smith ha pasado muchas horas fotografiando una ciudad especial muy querida para él. Las fotos son simples pero muy especiales. Reflejan el encanto de un pueblo pequeño con reminiscencias de décadas pasadas.
Es como si cada imagen fuera una historia de cómo la vida solía ser en los Estados Unidos.

Sin embargo, este pueblo esconde algo que lo hace muy especial.

Este pueblo no es real.

Michael construye modelos de encargo en miniatura y los elabora 
meticulosamente con todo lujo de detalles.

El fotógrafo crea fotos muy realistas de la década de los 60.

Si no lo supieras, pensarías que se trata de fotos de época de una ciudad estadounidense.

Y la realidad es bien diferente.

Comenzó la construcción de estas maquetas por hobbie.

Nunca se imaginó que sería una “reconstrucción de ensueño” de una ciudad.

La calidad de las fotografías también es digna de admirar.

Él crea las escenas y luego utiliza el paisaje circundante para darle realismo a la foto.

La perspectiva tiene que ser la adecuada.



Cuida todos los detalles, incluida la iluminación de las casas.


Todo es una ilusión.


Sus selfies no forman parte de la serie oficial de las fotos, 
pero creo que contribuyen al encanto de su obra.




Si deseas ver más fotos de esta perfecta ciudad americana, visita su web.
El trabajo de Michael es un recordatorio de cómo solían ser las cosas. Si te han gustado estas fotos, puedes compartirlas con los demás.


Ver una entrada al azar

¿Te gustó lo que viste? Inscríbete en TVEstudio para recibir más artículos como este.