Ir al contenido principal

Trucos para no pagar las multas de los parquímetro


Los podríamos establecer en dos categorías, aquellos destinados a engañar al agente y los destinados a no pagar la multa.

Entro los destinados a engañar al agente yo uso dos, el primero es en caso de aparcar en batería es aparcar dejando el culo del coche frente a la acera (o el morro a la carretera) con lo cual el agente tiene que rodear el coche para ver si tienes el ticket y muchas veces, por ahorrarse el paseillo no lo hacen.

Otro truco es dejar en el salpicadero varios tickets antiguos junto con alguno reciente (habiéndonos gastado lo mínimo).

Una vez multados, 

Se nos te ha pasado la hora del ticket
Fuiste buen ciudadano, con buena memoria y te diste el paseo al parquímetro, sin embargo, a la hora de poner un nuevo ticket se te pasó la hora, fuiste tarde y te han puesto una multa. Este es el mejor de los casos. Es esencial guardar el ticket.

Suelen venir las instrucciones en los parquímetros pero se preseta un recurso alegando que el ticket se puso pero o no estaba en un lugar visible o se pasó la hora. La multa será solo de unos pocos euros.

No pusiste ticket
Lo que se hace es más un truco que algo establecido. Como los tickets no van a nombre de nadie, es conveniente esperar a que un conductor aparcado en nuestra misma zona coja el coche y perdirle si por favor puede darnos su ticket. Lo que tendremos que hacer es lo mismo que si hubiéramos puesto nosotros mismo el ticket y recurrir la multa.

Entradas populares de este blog

Un turista capta a este ser con su cámara en china

Hallan un fármaco contra el cáncer y la metástasis de colon y mama

Investigadores granadinos han probado el medicamento en ratones y ahora buscan financiación para testarlo en seres humanos

Uno de los motivos principales por los que los pacientes oncológicos recaen en su enfermedad es por la presencia en el organismo de células madre cancerígenas (CMC), resistentes a los tratamientos con quimioterapia y radioterapia. Las CMC se encuentran en los tumores en muy bajo número y tienen como característica importante la formación de las metástasis en sitios diferentes al tumor original. Debido a que en condiciones normales se encuentran en estado durmiente (esto es, sin dividirse), la quimioterapia y la radioterapia no son capaces de destruir estas CMC. De hecho, tras una respuesta inicial al tratamiento, muchos pacientes con cáncer tienen recaídas debido a que las células madres tumorales no habían sido destruidas. En los últimos años, la investigación internacional se ha centrado en la búsqueda de nuevos fármacos que se dirijan selectivamente frente a est…