Ir al contenido principal

10 usos del vinagre en el hogar

Ya sabemos que, en muchas ocasiones, los productos naturales cumplen prácticamente las mismas funciones que muchos productos químicos de limpieza. Así, en esta ocasión, vamos a descubrir algunos de los usos que puede tener el vinagre en el hogar.

Para repeler a las hormigas. Si lo rociamos en las puertas, ventanas y demás lugares donde  se haya comprobado la aparición de hormigas, actuará como repelente. Eso sí, se debe rebajar con agua para evitar el olor, aunque cuando se seque desaparecerá.

2 Para desatascar tuberías. Primero echamos medio vaso de bicarbonato y, a continuación, medio de vinagre. Empezaréis a ver cómo la reacción de ambas sustancias provoca una espuma que va desapareciendo poco a poco. Después, sólo tendréis que echar agua caliente y listo.

3 Si teméis por la existencia de pulgas en la alfombra, un bol de vinagre encima de la misma durante la noche las atraerá y matará.

4 Para limpiar las manchas antiguas en moquetas y alfombras, mezclado con agua tibia y jabón neutro.

5 Para limpiar el óxido, dejando reposar durante horas en un cuenco los materiales oxidados.

6 Para abrillantar las baldosas de cerámica, pero no sobre el mármol.

7 Para limpiar las ventanas.

8 Para eliminar la cal de los grifos o del fregadero.

9 Para prevenir los malos olores en el frigorífico, lo limpiamos bien y aplicamos un poco de vinagre en el aclarado.

10 Para mantener el lavavajillas, una vez al mes puedes programar un lavado sin nada dentro con una taza de vinagre.

¿Qué os parecen estos trucos? ¿Habéis usado alguno?

Recetas de: facilisimo.com

Entradas populares de este blog

Un turista capta a este ser con su cámara en china

Hallan un fármaco contra el cáncer y la metástasis de colon y mama

Investigadores granadinos han probado el medicamento en ratones y ahora buscan financiación para testarlo en seres humanos

Uno de los motivos principales por los que los pacientes oncológicos recaen en su enfermedad es por la presencia en el organismo de células madre cancerígenas (CMC), resistentes a los tratamientos con quimioterapia y radioterapia. Las CMC se encuentran en los tumores en muy bajo número y tienen como característica importante la formación de las metástasis en sitios diferentes al tumor original. Debido a que en condiciones normales se encuentran en estado durmiente (esto es, sin dividirse), la quimioterapia y la radioterapia no son capaces de destruir estas CMC. De hecho, tras una respuesta inicial al tratamiento, muchos pacientes con cáncer tienen recaídas debido a que las células madres tumorales no habían sido destruidas. En los últimos años, la investigación internacional se ha centrado en la búsqueda de nuevos fármacos que se dirijan selectivamente frente a est…