Ir al contenido principal

La DGT prohibirá las mallas ajustadas para evitar más accidentes

El despiste generado ante tal visión provoca un 4% de los accidentes dentro de la ciudad


"No podemos conducir por ti, pajero.” Este vendría a ser el mensaje que la DGT quiere lanzar a todos los españoles en su nueva campaña. En su último estudio, la Dirección General de Tráfico ha llegado a la conclusión de que el despiste momentáneo, causado por la visión de un culo embutido en mallas de runner, provoca un 4% de los accidentes en vías urbanas.
El despiste más usual, según argumenta el estudio, resulta ser el causado por la visión de un chico o chica buenorro. Aunque existe un nada deleznable 2% de los casos causados por el conocido síndrome de la “lorza-de-gorderas-en-resonancia-periódica”. La visión de tal horror provoca que el conductor aparte rápidamente la mirada, pierda el foco y se estampe. Así que ni chicos, ni chicas, ni gordos, ni delgados. Según la DGT esta prenda deberá ser prohibida o, si más no, limitada al ámbito privado.
El efecto de la prenda es tal que, durante la última San Silvestre celebrada en Vitoria, la ganadora resultó ser Alicia G. que, pese a su crono horroroso llegó la primera. Nadie se atrevió a adelantarla ante tal hipnótica visión. El PP, con su tradicional visión progresista, parece dispuesto a escuchar a la DGT. Siempre con el beneplácito de la Conferencia Episcopal, que ve la norma con buenos ojos, siempre que sólo se aplique a mayores de edad.

Aun así, la DGT parece dispuesta a modificar o flexibilizar la norma ante la presión de feministas, colectivos de atletas y la asociación de viejos verdes de España. La medida se suavizará permitiendo a la mayoría de la población el uso de tales prendas. Pero evitando su uso en los grupos de riesgo como: veinteañeras, adictos al gimnasio perfectamente esculpidos y hombres de complexión genital estereotípicamente africana. Así son: la DGT, nuestro Gobierno, y la burocracia en general. Por un mundo más seguro, pero mucho menos interesante.
Noticia de: eljueves.es

Entradas populares de este blog

Pablo Iglesias canta borracho La Internacional junto a simpatizantes de ETA

Pablo Iglesias cantó en visible estado de embriaguez "La Internacional"  en un local nocturno, junto a varios amigos suyos, entre los que se divisa  al condenado por enaltecimiento de terrorismo Pablo Hasel o a Íñigo Errejón,
otro de los líderes de Podemos. No destaca Pablo Iglesias por su entonación. Bien podría recibir clases de Bibiana  Aído o Leire Pajín, cuando, puño en alto, cantaban ese mismo himno en Rodiezmo. El repertorio musical de Pablo Iglesias ha 'evolucionado' con los años.  De La Internacional ha pasado 'L'estaca', de Lluis Llach, que cantó  junto con sus correligionarios para clausurar la asamblea de Podemos  del pasado fin de semana.


Fuente: gaceta.es

PROFESOR se lo ROMPE a una ALUMNA en CLASE

Un profesor se le agota la paciencia cuando una alumna no deja de escribir con el teléfono hasta que se harta y le da una buena lección

Un concesionario vende coches de hace 30 años pero con Km 0

El dueño de una concesionaria de Dinamarca tuvo que cerrar 30 años atrás, y dentro quedaron guardados alrededor de 200 hermosos vehículos, hoy clásicos. A los 92 años Jens Sorensen, dueño de la empresa, falleció, y su hijo descubrió este increíble tesoro olvidado. Viví esta historia en detalle en la que apreciamos y compartimos imágenes que corroboran esta historia única.


Si más de una vez perdiste el sueño tratando de conseguir algún usado con una punta de años encima pero en excelente estado, si alguna vez te desviviste por ese coche de colección en impecable estado de conservación que nunca te quiso vender tu vecino, entonces ahora está de parabienes... Todo muy lindo pero hay un pequeño detalle: para lograr tu cometido deberías vivir en Dinamarca o cerca. La historia es de lo más emotiva y pintoresca, además de extraña y prácticamente increíble. Resulta que la concesionaria Jens Sorensen (que tiene en su marquesina los logos de Fiat e Iveco) supo pasar por algunos inconvenientes e…